Posts etiquetados ‘mariguana’

navegacion psicodelica soyunyonki

Anuncios

soy un yonki soy un yonki soy un yonki (2)

buen trip!!!

10489759_10153145400241959_6728270766996107100_n-1

soyunyonki psicodelico

soyunyonki psicodelico1

0001

 La historia de la expresión 4/20 comenzó un día cualquiera del año 1971 en la Escuela Secundaria de San Rafael, California. Los hermanos Waldo (The Waldos), estudiantes de la escuela, supieron de una persona que ya no podía cuidar la parcela donde cultivaba marihuana cerca de un lugar llamado Point Reyes.

Los Waldos y algunos amigos, decidieron entonces arrancar las plantas y hacerse con una buena provisión de yerba. Se estableció como costumbre, por motivos de horarios y actividades escolares, reunirse a las 4:20 p.m. a fumar marihuana junto a la estatua erigida en honor a Louis Pasteur. “4:20 Louis” era la contraseña que establecía la cita.

Con el tiempo, el término 4:20 fue ganando popularidad de forma espontánea y 4/20 funcionó a modo de código secreto, desconocidos por padres y profesores, que reunía a los amigos a fumar un porro.

Varias personas comenzaron a consideran las 4:20 p.m. como la hora precisa para enrolar una flores  y prender la mente, haciéndose  masivo la costumbre entre quienes fuman frecuentemente cannabis. Es así como pronto, el concepto de las hora 4:20 p.m. fue asociado a la fecha del calendario 4/20 por 20 de Abril (mes de gran importancia para la cultura cannabica) convirtiéndose en el día de la marihuana para la subcultura del cannabis. 

010

Año a año muchas personas se reúnen  a conmemorar el 4/20 organizando fumatones masivas que se han transformado en una forma de, al menos una vez al año, hacer visible el mundo cannábico a la sociedad y manifestarse a favor de la legalización del cannabis.

Son numerosas las ciudades que convocan a este festejo quedando en un lugar visible (parques, plazas, campus universitarios) los días 20 de abril de cada año. Por supuesto, ciudades de los Estados Unidos como la pionera San Rafael y San Francisco, en California; en el campus universitario de Boulder y en diferentes lugares de Denver, en Colorado; Boston; Seattle y Nueva York, se encuentran entre las más populares.

En los últimos años, ha podido verse el acercamiento de una parte importante de la población americana a una imagen menos estigmatizada del cannabis y su legalización se discute en los foros culturales, médicos y políticos. En este sentido, debe señalarse que la legalización de la marihuana para uso terapéutico o medicinal, que ha ido sucediéndose en diferentes estados del país, da una nueva visión e impulso a la celebración del día del cannabis en el futuro.

1656074_621267001273565_1288046820_n

En Europa, el término 4:20 no posee la carga social ni simbólica tan marcada como en el Norte de América. Esto puede ser debido a que, de alguna u otra manera, la tenencia, el autocultivo y el uso (sea terapéutico o lúdico) de la marihuana no es claramente ilegal en los diferentes países y el debate sobre un uso menos restrictivo de ella se encuentra sobre la mesa de forma cotidiana.

Algunas historias erróneas indican a pensar que 420 es un código policial de california empleado para los casos con relación al cannabis, pero lo cierto que el código 420 de la policía californiana no tiene nada que ver  con la marihuana.

Pitufos_drogados

Fuente http://notasdehumo.com

soyunyonki batman1 soyunyonki

Falta un mes para el 4/20

El día de la mariguana

tumblr_m2g70ydyFr1qfxmszo1_500

1939767_620263451373920_1459430818_n

Hola mientras navegaba por la red encontré esta pagina que me encanto.

10702045_970168933010019_8661405757690628901_n

cuenta con secciones muy interesantes como:

artesanía, manual para hacer porros originales

cachimbas y bongs, fabricación de cachimbas caseras

trucos para jugar, técnicas para fumar mejor

consejos, trucos y consejos para fumadores

experiencias, relatos, anécdotas y paranoias

juegos, diversión en grupo

reflexiones, pensamientos y teorías

noticias, sobre la web y NSK

10417813_903874929639420_884434972535058487_n

neuronsmokers.com 

1797490_659267094133292_1610079427_n

1ª Parte:

Armario, Iluminación y Ventilación

Armarios de cultivo de Marihuana

En ingles la palabra “Indoor” hace referencia a “Interior” por lo que su traducción exacta no es “armario de cultivo de marihuana de interior” pero es a lo que hace referencia cuando se usa jerga cannabica.   Un armario de cultivo es un armario prefabricado destinado a cultivar en su interior, la mayor parte de estos tipos de armarios se diseñan pensando principalmente en el cultivo de marihua.    

mariguana 1

Existen armarios de cultivo de diferentes tamaños, para que el cultivador pueda adquirir el que mejor se adapte al espacio que tiene destinado para tal efecto. Si por ejemplo tenemos un pequeño espacio libre y queremos algo discreto, un “mini” de 60x60x120 (ancho-fondo-alto) puede ser nuestra mejor opción.

indoor1

Existen tantos modelos de armario de cultivo  con medidas diferentes como marcas que los comercializan, en vuestro Grow Shop de confianza sabrán asesoraros sobre cual adquirir.   Cualquiera puede poner una lámpara destinada al cultivo en el techo de una habitación, con el fin de ahorrarse el gasto que supone comprar un “Indoor”. Pero si queremos realizar un buen cultivo en interior, controlando la humedad, temperatura, olor, etc… Adquirir uno de estos armarios es sin duda la mejor opción.

mariguana 2

Las imágenes que veis, corresponden a diversos armarios de cultivo. Algunos están forrados en su interior con mylar reflectante blanco y otros con mylar de color aluminio, ambos reflectan la luz perfectamente para que nuestras plantas no desperdicien ni un solo lumen de nuestro foco.

Estos armarios de cultivo vienen perfectamente equipados, con múltiples orificios preparados para que acoplemos nuestro extractor e intractor donde mejor nos venga. El sistema de cremalleras que usan es muy efectivo, evitando que la luz o los olores salgan al exterior.

Dependiendo del modelo que compremos, tendremos más o menos ventanas y huecos. A mayor tamaño, mayor número de ellos.   Su estructura de metal es muy ligera y la tela que cubre el armario en su totalidad, por lo general, es muy resistente. En el siguiente vídeo podemos ver como se monta un armario de interior fácilmente:

Pero con esto no termina todo, debemos equiparlo correctamente para poder controlar los parámetros más importantes y obtener unos resultados excepcionales.

Caja insonorizadora casera para extractor RVK

1 caja-extractor

 

Insonorizar correctamente el intractor y extractor de nuestro cultivo de interior de Marihuana, es fundamental para evitar molestias sonoras tanto para nosotros mismos como para los vecinos que nos rodean. Los extractores RVK son los más utilizados en nuestros cultivos Indoor, por su potencia y bajo nivel sonoro en comparación con otros extractores de similares características o tubulares. Aun así, su nivel sonoro es algo elevado cuando el ruido ambiente de la calle disminuye, es decir, por la noche y de madrugada que es cuando el silencio es caso absoluto.

Es en esos momentos, donde el más mínimo ruido es perceptible, es cuando notaremos realmente lo ruidoso que puede ser nuestro extractor RVK. Quizás a nosotros no nos moleste porque lo tenemos situado en una habitación aislada, pero los vecinos sí que lo van a notar y lo último que queremos es ocasionarles molestias innecesarias causadas por nuestro querido cultivo de Cannabis. Para que os hagáis una idea, un extractor RVK 100 A1 tiene un nivel sonoro de nada menos que 34.5 decibelios (dB), un extractor RVK 125 A tiene un nivel sonoro de 37.5 dB mientras que su misma versión en L1 ofrece 43.4 dB. Los extractores RVK de 150 A1 ofrecen un nivel sonoro de 47.5 decibelios mientras que el L1 se va a los 50.3 decibelios…. Y como indicamos, el problema no está durante las horas del día, donde con el ruido ambiente de la calle, ascensores, etc… es imperceptible. El problema reside cuando llegan ciertas horas de la noche y cualquier ruido por pequeño que sea puede llegar a resultar extremadamente molesto.

desi

En vuestro Grow Shop de confianza podéis encontrar cajas insonorizadoras para cualquier modelo de extractor, aunque por lo general están centradas en modelos RVK. Estas cajas junto con la ayuda de la utilización de tubos insonorizados tipo “sonoconect” nos serán de grandísima ayuda para reducir al máximo el ruido generado por nuestro extractor rvk. Aunque si sois un poco “manitas” y contáis con la ayuda de un taladro y una pequeña caladora… podéis hacerlas vosotros mismos y a medida! Es realmente sencillo, por lo que vamos a ver paso a paso como realizarlo para un extractor rvk de 100mm o 125mm (para modelos superiores las medidas varían).

Necesitaremos los siguientes materiales:

  • 2 tablones de 30cm x 30cm
  • 2 tablones de 30cm x 27cm
  • 2 tablones de 27cm x 27cm
  • Tornillos para madera de unos 3 cm de largo
  • Cola blanca de carpintero
  • Espuma insonorizadora

La mejor opción sin lugar a dudas, es acudir a un Leroy Merlin, donde nos cortaran los tableros que necesitamos a medida y gratis, pagando solo el valor del tablero. Veréis que a vuestra disposición hay decenas de modelos diferentes de tableros, yo he utilizado medio tablero DM de 16mm de grosor para realizar estas cajas caseras.

3 tableros-DM

Con solo medio tablero, podremos decir que nos corten allí mismo todas las piezas que necesitamos por dos, es decir, con medio tablero de DM podremos hacer dos cajas insonorizadoras para nuestro extractor RVK, por lo que una de ellas la podemos usar para el intractor o compartirla con un amigo que la necesite. En el propio Leroy Merlin encontraremos también espuma insonorizadora, con la que recubriremos el interior de nuestra caja de madera (la pegaremos con la ayuda de la cola blanca de carpintero).

Lo que haremos es montar una caja con los tableros comprados a medida, pondremos los tableros de 30cm x 30cm como base y techo de la caja, los de 27cm x 30cm como laterales (dejando encima y debajo los tableros de 30cm x 30cm) y los tablones de 27cm x 27cm los usaremos como frontal y trasera, que es donde haremos los agujeros para que pueda entrar el tubo que conecta al extractor rvk.

4 Caja-02

Como podéis ver en la foto, con solo medio tablero de DM hemos podido hacer dos cajas insonorizadoras. Pero lo mejor, es que hemos mejorado el diseño original, de forma que podemos meter el extractor rvk dentro de la caja con los tubos laterales ya acoplados. Aunque parezca un detalle insignificante, nos ahorrara mucho, pero que mucho trabajo a la hora de colocar correctamente nuestro extractor con el tubo insonorizado “sonoconect” o “aluconect”. Ese simple corte horizontal en el panel frontal y trasera es el mejor invento desde la rueda….

5 Caja-01

Una vez atornillados los tableros como corresponde, solo nos queda recortar la espuma insonorizadora y pegarla por el interior con la ayuda de cola blanca de carpintero. Este tipo de cola no es abrasiva, por lo que no quemará la espuma, dejándola bien fijada con apenas unas horas de secado.

El precio del medio tablón de DM (es mucho mejor usar DM que aglomerado convencional, porque insonoriza más) y de la espuma insonorizadora es ridículamente bajo. Solo os diremos que con el precio de estas dos cajas ya montadas, terminadas y funcionando no nos llegaría para comprar ni siquiera una sola ya prefabricada. Ser un poco “manitas” tiene sus beneficios económicos… pero si no lo sois… no dudéis en ir a un Grow y comprarla ya prefabricada.

6 Caja-03

Como veis, el extractor rvk cabe perfectamente en el interior de la caja, donde podremos acoplar el tubo a la entrada y salida (tubo insonorizado) para reducir más aun el nivel de decibelios.

7 Caja-05

Incluso si le ponemos el soporte, con la intención de evitar al máximo la vibración y ruido del mismo, cabe perfectamente tal y como veis en la siguiente imagen (solo modelos rvk 100 y rvk 125), donde hemos marcado con rotulador una parte del tablero para rebajar pero que finalmente no fue necesario, empujando un poco cabe perfectamente.

8 Caja-06

Con la ayuda del taladro, haremos un pequeño hueco en la parte superior, de forma que podamos poner el cable y este no quede aplastado cuando cerremos la caja insonorizadora para nuestro RVK.

Y poco más… con la caladora podremos aumentar el diámetro del agujero de la parte delantera y trasera de forma que podamos poner un tubo de 100mm o de 125mm (los insonorizados son más gruesos, por lo que habrá que darle un centímetro o dos más de diámetro).

Los armarios de cultivo de marihuana que hoy en día podemos encontrar a nuestra disposición en el mercado, son sencillamente perfectos. Con ellos podremos controlar de forma efectiva la temperatura de su interior, humedad y ciclo lumínico, además de ayudarnos junto a un buen extractor y filtro de carbón activo a eliminar todos los olores que ofrecen nuestras plantas, evitando así molestar a vecinos / inquilinos y manteniendo nuestro cultivo de interior con total discreción.

Iluminación

Existen multitud de variables en este campo, desde el uso de iluminación led a fluorescentes, lámparas de bajo consumo, etc…. Pero para no liarnos y dejar claros los conceptos de iluminación cara a un lector sin experiencia en este campo, nos centraremos en los sistemas de iluminación más comunes y prácticos, así como los reflectores que los acompañan.

1

La potencia que debemos instalar en nuestro armario, es directamente proporcional a su espacio y al sistema de ventilación del mismo. Con un buen sistema de ventilación, para un armario XL (120x120x200) una lámpara de 600w con un balastro regulable es la mejor opción, práctico y efectivo. Si por el contrario tenemos un mini (60x60x140) debemos ir pensando en 250 o 400w, siendo más recomendable meter 400w (con un sistema cooltube) ya que nuestras plantas son unas auténticas devoradoras de luz. Debemos diferenciar el ciclo de nuestro cultivo de marihuana en tres etapas; germinación y primeros diez días en sustrato, crecimiento hasta conseguir la altura deseada y floración. Para el primero de éstos, la germinación y crecimiento durante los diez primeros días, no necesitamos mucha potencia, es más, tras la germinación y siembra, nuestras pequeñas recién nacidas no precisan de grandes potencias lumínicas por lo que cualquier lámpara de bajo consumo puede servirnos.

A modo de ejemplo, podemos sembrar las semillas recién germinadas en pequeñas macetas (del tamaño de un vaso) y mantenerlas con un par de lámparas de bajo consumo de 20-30w durante los primeros días. Mientras abren los cotiledones y sacan el primer par de falsas hojas, no precisarán de un exceso de lúmenes. Para la segunda etapa, la que transcurre desde que retiramos el bajo consumo hasta que pasamos nuestras pequeñas a floración, considerada como etapa de crecimiento, debemos usar un sistema de iluminación más potente, que aporte a nuestras pequeñas todos los lúmenes que precisan para que inicien y mantengan un buen ritmo de crecimiento. Para el armario al que venimos haciendo referencia a lo largo del artículo, de 120x120x200, una lámpara de Halogenuros Metalicos de 600w es sin duda la mejor opción, teniendo presente que si acompañamos esta lámpara de un balastro electrónico regulable, podremos comenzar con 360w, para subir después a 400w o 600w, dependiendo de nuestras necesidades y del ritmo de crecimiento de nuestras plantas.

Muchos cultivadores realizan la etapa de crecimiento con tubos fluorescentes o paneles leds por el ahorro energético que ello supone. Son también unas opciones aceptables y efectivas, aunque la lámpara de Halogenuros Metálicos es sin duda, la opción que mayor cantidad de lúmenes nos aportará, haciendo que las plantas crezcan a muy buen ritmo. Cuando las plantas hayan madurado sexualmente (unas tres, cuatro o cinco semanas desde su germinación) y tengan una altura óptima para nuestro cultivo de marihuana, pasaremos a la etapa de floración, donde haremos uso de una lámpara de Vapor de Sodio a alta presión de 600w, denominadas HPS. Ésta es sin lugar a dudas, la mejor lámpara para dicha etapa, si bien es cierto que el consumo es elevado, ya que 600w pueden suponer un extra importante en nuestra factura de la luz. Podemos minimizar dicho consumo regulando la lámpara con el balastro electrónico, variando su potencia.

También existen alternativas como contratar una tarifa eléctrica con discriminación horaria y programar nuestro cultivo dentro de las franjas más económicas (con una lámpara de 600w, realmente compensa esta opción). Para la etapa de floración hay quien sólo usa paneles leds, o HPS y leds de forma conjunta. También se puede realizar esta etapa con unos simples tubos fluorescentes o bombillas de bajo consumo, pero la producción no se parecerá ni de lejos a la obtenida con un buen sodio de 600w. Hay que tener presente que la producción estará ligada en gran parte a la potencia lumínica que pongamos.

Existe una sencilla fórmula que nos indica qué cantidad de vatios son los recomendables dependiendo de nuestra superficie de cultivo, teniendo como referencia que para un metro cuadrado usaremos de 430 a 650w. Lo primero es calcular la superficie de cultivo, de forma que si tenemos un armario XL de 120x120x200, deberíamos multiplicar el ancho por el fondo, de forma que nos quedaría 120×120= 14400, o lo que es lo mismo, 1,44 m2. Ahora multiplicaremos la superficie por la potencia mínima, 1,44m2 x 430 = 610w como mínimo. Multiplicaremos también la superficie por 650 para obtener el máximo, de forma que 1,44m2 x 650=936w. Como veis esta fórmula nos ofrece dos medidas, un mínimo de 610w y un máximo de 936w. Dado que las lámparas de Sodio vienen con potencias determinadas, podríamos decir que para dicho armario debemos usar una lámpara de como mínimo 600w y como máximo 1000w para obtener unos resultados óptimos. Con la tecnología actual y un buen reflector y balastro, os puedo asegurar que con 600w se pueden obtener unas cosechas abundantes en este tipo de armario.

2

¿Qué es el balastro? A groso modo, podríamos decir que es el transformador que necesitan nuestras lámparas para funcionar, ya que ni los Halogenuros Metálicos ni las lámparas de Vapor de Sodio se pueden conectar directamente a la red. Encontraréis multitud de balastros a vuestra disposición en el mercado, aunque si la economía lo permite, os recomiendo encarecidamente que os hagáis con un balastro electrónico y regulable, ya que apenas se calientan y podréis variar la potencia lumínica sin necesidad de cambiar ni de balastro ni de lámpara. Los balastros electrónicos “Lumatec” son, en mi modesta opinión, de los mejores que podemos encontrar en el mercado.

Ahora que ya tenemos una pequeña idea de qué lámparas vamos a necesitar para nuestro armario, es hora de hablar de los reflectores. Éstos se incorporan sobre la lámpara para evitar que se pierdan lúmenes hacia la parte superior del armario, centrando así toda la potencia lumínica en la parte inferior que es donde se encuentran nuestras pequeñas. Existen infinidad de reflectores en el mercado, todos ellos buenos, aunque como en todo, siempre hay algunos que marcan la diferencia, ya sea por su alta reflectividad o por su innovador diseño que puede hacer que se repartan los lúmenes de forma más equitativa por todo el armario, como es el caso de los conocidos reflectores “Adjust a Wings”, los cuales recomiendo por su excelente función.

Si tenemos un armario pequeño pero queremos poner una lámpara potente, o si nuestro armario es grande e igualmente queremos meter una lámpara potente pero la temperatura ambiente es alta. Incorporar un cooltube a nuestro sistema de iluminación es sin duda la mejor de las opciones. El cooltube es un tubo cilíndrico de cristal donde alojaremos nuestra lámpara. Éste va conectado al extractor de forma que todo el calor que desprende la lámpara, o la mayor parte de éste, salga por el extractor sin calentar en exceso el interior de nuestro armario / cultivo de marihuana. Recordar que tanto las lámparas de Sodio como las de Halogenuros Metálicos, pueden llegar a alcanzar temperaturas muy altas. En vuestro grow shop de confianza os pueden asesorar sobre todos los sistemas de iluminación y reflectores a los que podéis optar, dado que éste es uno de los puntos más importantes de nuestro armario. Acertando con el sistema más adecuado a nuestras circunstancias, podremos cultivar sin problemas de temperatura y obteniendo unas cosechas abundantes. Recordar que tanto la potencia de la lámpara como el reflector, variará en función del tamaño de nuestro armario y de la temperatura ambiente de nuestra sala de cultivo.

Ventilación

3

Aunque algunos cultivadores no le dan a la ventilación la importancia que se merece, os puedo asegurar que es una de las claves del éxito en nuestros cultivos. Un buen sistema de ventilación proporcionará aire limpio a nuestras plantas y nos permitirá controlar la temperatura, humedad y olor del interior de nuestro armario. Es tan sumamente importante, que sin él seria muy complicado poder controlar el resto de parámetros y obtener buenas cosechas. Para mantener nuestro armario en buenas condiciones, necesitaremos un intractor, que meta aire fresco/nuevo al interior de nuestro armario y un extractor, que saque el aire caliente/viciado del mismo. Los más conocidos y efectivos actualmente son los “RVK”. Ofrecen una amplia gama de modelos clasificados por potencia y diámetro de tubo, que harán que podamos elegir los más idóneos para nuestro armario.

Hay que tener presente que el extractor debe ser siempre más potente que el intractor. Esto es debido a que conectaremos en el interior del armario el extractor a un filtro de carbón activo, para que el aire que salga de nuestro armario esté libre de olores, manteniendo así una total discreción. Podemos adquirir unos potenciómetros para calibrar la potencia de salida del extractor y evitar así el efecto “vació” en nuestro armario, que se da cuando el flujo de aire que sale es mayor que el que entra. De igual manera, si entra más flujo del que sale, el armario se “inflará” literalmente. Existe una sencilla fórmula que podrá orientarnos sobre qué extractor necesitamos para nuestro armario, dependiendo de su tamaño. Para ello multiplicaremos (ancho x fondo =m2 x alto =m3) x 60, que es el número de veces que queremos renovar el aire por hora . De tal forma que con un armario XL sería; 120×120= 1,44 m2 x 2 metros de altura = 2,88 m3 x 60 = 172,8 m3, por lo que el extractor idóneo para este armario será aquel que tenga una extracción de más de 170m3/hora.

Tener presente que cuando un fabricante expone que su extractor saca 200m3/hora, lo hace sin conexiones, de forma que el extractor no está conectado ni a tubos con curvas ni a filtros de carbón o cooltube. Lo comento porque todos estos factores siempre restan caudal, de forma que esos 200m3/h que nos ofrecía el fabricante se pueden quedar en 125m3/h una vez hemos conectado todo. Algunos armarios “mini” no precisan de intractor. Se puede conectar un extractor decente y dejar una intracción pasiva, algo que no podemos hacer con armarios medios o grandes ya que el efecto “vacío” deformaría nuestro armario. El filtro de carbón que debemos adaptar a la extracción, va también en función de los m3 de caudal del extractor, de forma que a mayor caudal, mayor será el filtro.

Si el ruido del extractor os resulta molesto, existen cajas insonorizadoras que reducen considerablemente el ruido, aunque si optáis por fabricarlas vosotros mismos os saldrán mucho mas económicas, ya que sus precios son demasiado elevados para lo que son. También existen tubos flexibles especiales para las conexiones, que minimizan el ruido, el mas conocido y eficaz actualmente es el “Sonoconnect”. Y por último debemos colocar en el interior del armario algún ventilador que rote, de forma que mueva suavemente el aire del interior del armario, evitando que se formen bolsas de aire caliente y distribuya bien la humedad. En los grows suelen vender unos pequeños ventiladores de pinta (25cm de diámetro) que van muy bien para estos menesteres. Recordar colocar la salida del extractor al exterior, bien acoplándola a la caja de la persiana o directamente por la ventana, de forma discreta, para que el aire caliente del interior del armario siempre quede fuera.

Una vez tenemos resuelto el apartado armario, iluminación y ventilación, ya lo tenemos todo casi a punto para comenzar, pero aún nos faltan algunos detalles, tales como:

– Medidor digital de PH (para medir la acidez del agua de riego).

– Medidor de EC (Electro conductividad, para controlar al detalle los nutrientes que le aportaremos a nuestras plantas).

– Termohidrometro (para controlar la temperatura y humedad del interior de nuestro armario, si viene con memoria mejor, así podremos ver las máximas y mínimas).

– Bandeja “Duma” (para recoger el agua sobrante en los riegos)

Se puede decir que una vez resueltos todos estos apartados, estamos listos para comenzar un cultivo 100% controlado y efectivo.

Encuentra esto y más sobre el cultivo de la mariguana en notasdehumo.com

140602071931562189